Más de 2.400 valencianos ya tienen reconocida la ayuda de 420 euros

Un total de 2.455 desempleados de la Comunitat Valenciana tienen ya reconocido su derecho a percibir la prestación adicional de 420 euros mensuales al haber consumido su derecho al subdsidio del desempleo. De ellos, 1.705o corresponden a la provincia de Valencia, 500 a Alicante y 250 a Castelló, según ifnormaron a Levante-EMV fuentes del Ministerio de Trabajo. Las previsiones del Gobierno es que más de 80.000 parados puedan acogerse a esta ayuda en la Comunitat Valenciana.
En el total de España, unos 26.000 parados han solicitado ya esta prestación. Preguntado por estas cifras, el ministro de TRabajo, Celestino Corbacho indicó que podría hacerse una lectura positiva. “Si son menos nos tenemos que alegrar, lo que quiere decir es que por suerte la red social es amplia, que la gente que recibe el impacto de la crisis, que pierde renta, pero no queda absolutamente desprotegida”, afirmó.


Corbacho apostó ayer por impulsar el contrato a tiempo parcial porque es “una figura atractiva” para empresarios y trabajadores y abogó por reformas “serias y serenas” del mercado laboral para adaptarlo al cambio de modelo productivo. El ministro se encaró por primera vez en público con el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, tras la ruptura del diálogo social en julio y ambos mostraron sus discrepancias sobre las rebajas de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.
Durante su intervención en Madrid en el Foro de la Nueva Sociedad, patrocinado por la Fundación Abertis, Corbacho defendió una reforma del mercado laboral “en el buen sentido de la palabra”, dirigida a reducir la temporalidad, modificar las bonificaciones sociales e impulsar la formación profesional. Asimismo, criticó la elevada tasa de contratación temporal, que calificó de “anomalía”, al tiempo que dijo que esta temporalidad “no se ha superado con ninguna de las reformas laborales llevadas a cabo por ningún gobierno”.
Durante el mismo acto, el ministro mantuvo un intercambio dialéctico con Díaz Ferrán, cuya intervención no estaba prevista, aunque lo hizo a petición del moderador. Corbacho dijo que para avanzar en el diálogo social todas las partes tendrán que “dejar cosas en el camino”, por lo que pidió un “esfuerzo” entre todos, aunque aseguró que “es imposible” una rebaja de cinco puntos en las cuotas empresariales.
En cambio, Díaz Ferrán matizó que la patronal “nunca” pidió una rebaja de cinco puntos, sino que estimaba que había margen para hacerlo porque las cotizaciones en España son superiores a la media de los países de la Unión Europea. A pesar de las discrepancias, Corbacho y Díaz Ferrán apostaron por mirar hacia adelante y expresaron su voluntad de llegar a acuerdos.
En la misma comparecencia, el ministro destacó que han aumentado los expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales frente a los de extinción de contrato, cuya proporción actual es de 11 a 1.

Via | Levante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.